Yo mismo fui que le dije a los medicos

Santo Domingo.- Se ha convertido en una práctica muy frecuente, ver jóvenes dominicanos que juegan béisbol usar esteroides, con la ilusión de conseguir una firma de un equipo de Grandes Ligas.

En República Dominicana no existe un marco jurídico para castigar a los que inducen al consumo de esta sustancia.

Algunos entrenadores atribuyen la situación a las “firmas fuera de tiempo” que realizan representantes del béisbol organizado.

Lograr una firma con una organización de Grandes Ligas es el sueño anhelado de jóvenes que practican este deporte, sin embargo, en ocasiones este sueño se desvanece como es el caso de Misael Pérez, a quien le amputaron la pierna derecha, luego de suministrarle esteroides.

Loading Facebook Comments ...