Romeo se corona y deja a todos con la boca abierta

Si evaluamos la calidad del montaje, la producción y la entrega del artista en escena, sin temor a equivocarnos, podría decirse que el concierto del pasado sábado de Romeo Santos en el Estadio Olímpico, es el mejor de los realizados a casa llena por el artista en dicho escenario.

Fue a las 9:40 de la noche que inició la descarga musical del “Golden tour” cuando Romeo Santos, ataviado con un traje blanco, apareció sobre el escenario. El artista arrancó con “Doble filo”, “Perjurio”, “Odio”, “Por un segundo” y “Eres mía”, logrando una euforia colectiva en el estadio.

Cuando sonaron los acordes de “Carmín”, sin previo aviso, apareció en el escenario el legendario Juan Luis Guerra, sorprendiendo a los presentes al arrancar la noche con la artillería pesada. Juntos interpretaron por primera vez en vivo esta hermosa bachata.

Luego de tan espectacular inicio, el estadio quedó a la expectativa, pues la promesa de más sorpresas continuaba. Siguió superformance con los temas “Tuyo”, “Necio”, “La diabla”, “Llévame contigo”, “Su veneno” e “Imitadora”.

El poder de las Redes Sociales

Anthony “Romeo” es un artista que tiene el oído en el pueblo. Dicho argumento quedó demostrado cuando dos seguidores, que se han hecho virales al afirmar que eran los dobles de Romeo, fueron llamados por este para interpretar el éxito “Bella y sensual”. “Los momentos más épicos en el escenario han sido cuando subo fanáticos a cantar conmigo. Me gusta que sea espontáneo, pero esta noche les tengo algo planificado”, dijo Romeo, para luego mostrar en pantalla los vídeos que los hicieron conocidos en redes sociales. El lado travieso y jocoso del bachatero se dejó ver cuando interactuó con estos dos fanáticos quienes cumplieron su sueño de conocer a su ídolo.

La noche siguió y en el ambiente se sentía el buen ánimo de los presentes. Las gradas y terreno gritaban sin parar, mientras que las exclusivas áreas VIP permanecían de pie. “Hay una canción navideña que me encanta y que siempre he querido cantar. No es de mi autoría, es una canción hermosa que es una de mis favoritas”, dijo el bachatero mientras que una pantalla mostraba un vídeo con la imagen de Marc Anthony. Aunque no estuvo en vivo en el escenario, interpretaron a dúo “Me voy a regalar”, logrando que los presentes se emocionaran como si el querido “flaco” estuviera en tarima.

“Hay canciones que nunca pasan de moda”, así introdujo el tema en la que, el dúo de la historia Wisin & Yandel, entraron a escena para cantar “Noche de sexo”. Los boricuas eran esperados por el público pues su participación era uno de los rumores más comentados.

Los reguetoneros se limitaron a esa sola canción, dejando a los presentes pidiendo más.

“Tengo un problema, y es que tengo muchos amigos en la industria de la música. Así que como voy a venir solo”, dijo para recibir una gran ovación en respuesta.

Pero, faltaba mucho más. “Papel”, “Tu jueguito”, “La tormenta”, “La bella y la bestia”, “Los infieles”, “Mi corazoncito”, “Héroe favorito”, “Yo quisiera amarla”, “Centavito”, “Amigo”, “El malo”, “Propuesta indecente”, fueron los siguientes éxitos que interpretó mientras se desplazaba con destreza por el escenario con sensuales movimientos, logrando enloquecer a sus fanáticas.

El Beso

Cuando ya eran las 11:20 p.m. la oportunidad de compartir un momento íntimo con el artista le tocó a Elizabeth. “Quiero que sepan que esta parte del show nunca la voy a cambiar. Voy a morir en un escenario y si ustedes me lo permiten a los 80 años voy a subir a una chica a la tarima”, sentenció el artista. Con el tema “Un beso”, Elizabeth no se mostró nada tímida y tocó cuanto pudo al artista, y aunque este prometió portarse bien para que la prensa no criticara su comportamiento, al final le robó un beso.

“Es un honor representar a la República Dominicana. Me siento tan dominicano como todos ustedes aquí, espero nunca defraudarlos para que puedan decir con orgullo, ese es el rey de la bachata”, confesó emocionado, para luego agregar: “Nunca he anunciado invitados, pero yo sé que hay alguien que ustedes lo están esperando. Hice todo lo posible, pero lamentablemente hay cosas que no puedo remediar. Espero que puedan disfrutar a Anuel quien nos acompaña desde Dallas”, grito al público para confundirlos, pues el trapero Anuel AA dijo presente en vivo. Al percatarse de su presencia, las fanáticas más jóvenes del bachatero entraron en frenesí.

El boricua cuenta con gran aceptación en el país y fue evidente que era uno de los invitados mas esperados. “Ella quiere beber” fue el tema que entonaron a dúo, pero luego de tanto esfuerzo no se iba a ir tan rápido. “Esta es la primera vez que me dejan salir de los Estados Unidos”, expresó Anuel. “Si tenías otro compromiso, lamento decirte que no te vas sin disfrutar de mi tierra, cántate otra”, le contestó Romeo. Fue así como Anuel cantó un popurrí de sus temas más pegados, siendo hasta el momento el invitado que más tiempo en escena había durado, y tal vez el más aplaudido.

El primer invitado fue Juan Luis Guerra, juntos interpretaron “Carmín” ( EFE)

A las 11:40 p.m. Romeo cambia de tarima para acercarse al público de terreno. Allí interpretó a capella alguno de los temas más antiguos a petición del público. Cuando regresó a la tarima principal, ya había entonado 34 canciones, pero no se podía quedarse “Obsesión”, tema que hizo alcanzar la fama al grupo Aventura.

Fue a las 12:15 p.m. que con una pausa, con las luces de tarimas apagadas, anticipaba el fin de una noche emocionante. Pero los fanáticos pedían otra, y se escuchaban los comentarios: ¿Pero no viene Ozuna? ¡Yo quería ver a Ozuna! ¿Será verdad que no va a venir? Todas las interrogantes se resolvieron cuando el negrito de los ojos claros llegó para interpretar “Ibiza”. Ozuna fue el invitado más esperado y coreado de la noche.

De raíces dominicanas, Ozuna expresó su felicidad a los presentes de poder acompañar a su amigo y mentor en su país. “Este es también tu país”, le refutó Romeo, para concluir con “El farsante” y “Sobredosis” a las 12:30 de la noche, seguido de un gran despliegue de fuegos artificiales que coronó la madrugada.

Romeo Santos dijo que haría todo lo posible para ofrecer el mejor concierto de su vida y que al final, cuando se retiraran a sus hogares se quedaran comentando “El tipo es un duro”, y lo logró, pues estos eran los comentarios de los fanáticos al salir eufóricos del Estadio Olímpico.

Contrapartes

Alá Jazá y El Alfa tuvieron breves participaciones. El merenguero Alá Jazá interpretó tres canciones cuando todavía muchas personas estaban ingresando al estadio. Mientras que, apenas 15 minutos estuvo El Alfa en tarima, quien se mostró emocionado e hizo uso de sus éxitos más sonados. Este agradeció las cosas buenas que están sucediendo con su carrera, para luego cerrar con “Mi mami”, tema a dúo con la popular rapera Cardi B. Ambos exponentes criollos fueron bien acogidos por el público, sin embargo, fue evidente que guardaron sus energías para el protagonista de la noche.

Loading Facebook Comments ...