Niño observa como derriban su casa sin poder hacer nada

Un niño observa bajo el candente sol cómo sus esperanzas se esfuman luego de que al sector donde residía se presentara esta mañana un contingente policial a derribar con un tractor la vivienda donde por años vivía junto a sus padres.

La escena fue captada por un equipo de Listín Diario que cubría las incidencias de un desalojo que se ejecutaba en la comunidad Hato Nuevo, en Caballona

Los afectados aseguraron que fueron sacados del lugar sin que previamente se les avisara. Tenían aproximadamente 10 años residiendo en los terrenos, propiedad de los señores Alejo Hernández y Félix Raúl Peña Tavares, y fueron sacados tras una orden emitida por la oficina de abogados del Estado.

En el lugar se observaban niños, adultos mayores y personas con discapacidad quejándose de la situación.

Sus enseres yacían a la intemperie a espera de encontrar un lugar para rehacer su nueva vida.

Abogados del Estado desalojan desde las primeras horas de la mañana de hoy a más de 100 familias que ocupaba terrenos privados en el sector Hato Nuevo, en Caballona, ubicado en el kilómetro 14 de la Autopista Duarte.

Algunas de las familias que ocupaban los terrenos desde hace más de 10 años informaron que el alguacil llegó a las 6:00 de la mañana al lugar sin previa aviso, y de inmediato empezaron a derribar las viviendas, algunas de ellas fabricadas de block.

En el lugar funcionaban, además, salones de belleza, barberías y otros establecimientos comerciales, así como una iglesia, los cuales fueron destruidos con dos tractores que fueron llevados al lugar junto a un contingente militar y policial.

Los que ocupaban las viviendas denunciaron que desde que llegó el grupo, algunos de ellos con tairá en las muñecas, empezaron a saquear los negocios, llevándose todas las pertenencias.

Indicaron que las personas con los tairá negros eran presos que los habían llevado de La Victoria, para que ayudaran en el desalojo.

El desalojo fue ordenado por abogados del Estado y era encabezado por el coronel de la Policía, Dionisio Antonio Eugenio García y el alguacil Josehp Chia Peralta. Este último dijo que en el lugar residían unas 140 familias y que habían acudido al lugar tras recibir una orden de la oficina de abogados del Estado.

Los terrenos, ubicados en la parcela número 61, son propiedad de Francisco Alejo Hernández y Félix Raúl Peña Tavares, según consta en un documento al que tuvo acceso Listín Diario.

Loading Facebook Comments ...