Garrapatas

Culturizando

En primavera y verano, es posible que oigas hablar de algo conocido como la enfermedad de Lyme. No tiene nada que ver con las limas, pero tiene bastante que ver con las garrapatas, esos bichos pequeños y asquerosos, a quienes les encanta beber sangre humana. ¡Qué asco!, ¿verdad?

Los culpables de la enfermedad de Lyme son algunos de esos pequeños vampiros que trasportan unas bacterias llamadas espiroquetas. Si estas bacterias entran en el cuerpo de una persona, pueden provocar una infección llamada enfermedad de Lyme.

La mejor forma de prevenir la enfermedad de Lyme consiste en prevenir las picaduras de garrapata. Averigüemos más cosas sobre esta enfermedad y sobre cómo mantenernos alejados de esas garrapatas.

Las garrapatas te quieren chupar la sangre

Las garrapatas se alimentan de sangre de ratones, perros, ciervos, caballos y, a veces, de seres humanos. Tienen ocho patas, pero son tan diminutas que se ven como una mota de polvo o la cabeza de un alfiler. Lo más probable es que te hayas topado con ellas en áreas cubiertas de hierba y/o boscosas. En primavera y verano, es más probable que tengas mucha cantidad de piel expuesta al aire (como cuando llevas pantalón corto y camiseta de manga corta), lo que da a las garrapatas muchas oportunidades para que se te peguen a la piel.

Cuando te pique una garrapata, no notarás nada en absoluto. Y lo más probable es que tampoco te enteres de que esa garrapata se está alimentando. Si te pica una garrapata infectada, te podría trasmitir espiroquetas. Pero, si la garrapata permanece unida a tu piel durante poco tiempo (no más de uno o dos días), habrá pocas probabilidades de que contraigas la enfermedad de Lyme.

Sentirse mal y tener síntomas

Tu médico es la persona que podrá saber con seguridad si tienes la enfermedad de Lyme; pero aquí tienes dos de sus síntomas más habituales:

  1. tener molestias por todo el cuerpo y cansancio general, como si tuvieras la gripe
  2. desarrollar una erupción circular y de color rojo (que suele tener el aspecto de un blanco) en el lugar de la picadura de la garrapata.

La erupción puede ser grande, midiendo entre el tamaño de una moneda y diez pulgadas (30 centímetros). Esta erupción que se va extendiendo con el paso del tiempo y recibe el nombre de eritema migrans. Más adelante, la erupción puede aparecer en otra parte del cuerpo alejada de la picadura inicial.

 

https://www.youtube.com/watch?v=OZjUoD3UVnk

Share this Article