Dejaron el niño solo un momento y cuando regresaron ya no respiraba

Un niño de un año y tres meses perdió el oxigeno tras caer en una cubeta, el hecho ocurrió en Los Altos de Rafey en Santiago.

Alexander Perez Aquino, el niño padeció con tan solo un año y tres meses de edad en un momento de descuido.

Resulta que varias personas se encontraban en la casa al momento en que se produjo la tragedia, pero todos estaban haciendo alguna labor y lo perdieron de vista por un instante.

Un familiar explica que la madre estaba cocinando, la abuela en el cuarto arreglando la cama y la hermana del padre iba a trapear y en ese instante fue que encontró al niño sin aliento en la cubeta la cual según explican no tenia casi nada de agua, pero al ser muy pequeño no pudo salvarse.

Como siempre he dicho, a los niños no se les puede dejar solo ni un instante, son muy pequeños y cualquier cosa puede acabar con su frágil existencia, ya que son incapaces de responder a cualquier adversidad debido a su tamaño e inocencia.

Loading Facebook Comments ...