Como yo le voy hacer eso a la madre de mi hijo, caso Geraldine Sánchez

El hombre de sacar de este mundo a la joven Geraldine Sánchez Baldera, en noviembre del 2017, habló este viernes por primera vez del caso.

Martín Batista Ogando aseguró que el fallecimiento de Sánchez Baldera fue un accidente y que nunca tuvo intención.

“Fue producto de un accidente, jamás iba a querer hacerle daño a la madre de mi hijo, ya que la quería muchísimo al igual que a mi hijo”, expresó.

“Lamento mucho lo que pasó ese día, fue un accidente”, añadió Batista Ogando cuando era conducido hacia el Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional donde iniciará el juicio de fondo en su contra.

De su lado, su abogada, Sonia Marlene Guerrero indicó que su cliente no tuvo intención de acabar con la joven.

Dijo que el arma de fuego se disparó porque hubo una mala maniobra, y que ya fueron sacadas del mercado porque se disparan solas.

La joven de 28 años había procreado un hijo de 4 años con su presunto homicida. Al momento de ser ultimada de un tiro, la víctima estaba separada del imputado y tenían una litis judicial por la manutención del menor, por lo que Ogando Batista tenía además una orden de alejamiento de ella.

El 24 de noviembre del 2017, Ogando Batista llamó a la hoy occisa a su trabajo, en la calle Primaveral, esquina Gardenia de la Urbanización Galá, de la capital, y quedaron de encontrarse frente al trabajo de ella, lo cual hicieron, según informaron compañeros de labores de la joven.

Testigos del crimen afirman que tras tener varios minutos conversando, Ogando Batista le disparó a Geraldine desde el interior de su vehículo.

Loading Facebook Comments ...