Lo que le sacaron de la nariz a esta niña

Culturizando

Hay de inquilinos a inquilinos, desde los que se aprecian hasta los que de plano no podemos tolerar por mucho tiempo, y esta pequeña lo vivió en carne propia.

Resulta que la niña tenía un inquilino vivo dentro de su nariz, así como lo ve. La menor de edad sufría de fuerte do1or en la cavidad nasal, que al mismo tiempo le impedía respirar adecuadamente. Por estas razones los padres decidieron llevarla con un médico, que al revisarla se quedó impactado.Lo que había causado do1or y molestias durante días era en realidad una sanguijuela viva, el animalillo prácticamente se había instalado en la nariz de la pequeña y nadie lo había notado.

Al diagnosticarla, los médicos rápidamente decidieron el procedimiento a seguir, y este fue, sacar en ese momento a la sanguijuela, pese a que esta se resistiera. Aparentemente los padres, muy probablemente la mamá decidió grabar el momento justo en el que uno de los doctores saca a la sanguijuela y la niña lucía como si nada.

El viscoso momento podría causar cierta sensación de asco o sorpresa, al ver como la niña permanece quieta mientras introducen los instrumentos largos y delgados, como una especie de palillos chinos, para finalmente sacar al inquilino con vida. Luego de que la pequeña por fin pudo respirar con normalidad, paso una semana con el rostro hinchado. Además tuvieron que realizarle varias limpiezas profundas, pues su cavidad nasal estaba infectada y llena de bacterias.

https://www.youtube.com/watch?v=AJueDAayOfo

Las sanguijuelas son una clase del filo anélidos. Hay especies marinas y terrestres, pero la gran mayoría de especies son de agua dulce.

Su desarrollada elasticidad y flexibilidad es sorprendente. Su longevidad media es de 27 años.

Estos animales se caracterizan por «chupar» la sangre, como una especie de alimento al tener contacto con la piel.

Por esta cualidad, las sanguijuelas han sido utilizadas en tratamientos medicinales, sin embargo en esta ocasión el lugar en el que decidió instalarse no era mejor, sobre todo para la pequeña niña, quien seguramente sufrió de fuerte dolor e incomodidad.

Share this Article